Pequeña bodega familiar, ubicada en la ciudad de General Fernandez Oro, en la Patagonia Argentina.
Sus vinos son elaborados a partir uvas provenientes de añosos viñedos, situados en distintas localidades de Río Negro. Cualidades técnicas de alto nivel y una forma de trabajo tradicional, en la cual la mano del hombre interviene con minuciosa dedicación, dan origen a vinos de gran jerarquía, destacándose por la perfecta armonía con el roble, otorgándole así, un gran potencial de guarda.
Todos los integrantes de la familia participan activamente en la bodega, desde la cosecha, elaboración, embotellado, márketing y comecialización de pequeñas partidas de vinos.
Fantásticos vinos creados por Marcelo Miras, Gerente de Enología de Bodega Fin del Mundo. Profesionalmente desarrolla su actividad en la Patagonia Argentina hace mas de 20 años. Trabajó en Establecimiento Humberto Canale S.A. durante doce años y desde el 2002 ejerce su actividad como Gerente de Enología en Bodega del Fin del Mundo.

Nuestra filosofía es uva-hombre-vino; las características de las uvas, que crecen en un ambiente semidesértico, con brisas y vientos permanentes, naturalmente orgánico. Allí, el hombre, con su trabajo, genera cambios en el viñedo y en la bodega, para producir -con técnicas adecuadas-, grandes vinos, reflejando en ellos la frescura de su acidez, sus ricos aromas frutados, la mineralidad típica de sus suelos y, además, en los vinos tintos, su intenso color, proveniente de bayas pequeñas y de piel gruesa.
Marcelo Miras.