Matías Morcos es un joven enólogo de 24 años de la zona Este de Mendoza, dónde lleva a cabo su trabajo entre la bodega familiar y sus proyectos personales entre los que se destaca la marca Matías Morcos. En este proyecto, apunta a poner en valor a variedades como la criolla, moscatel y bonarda, desarrollando vinos en los cuáles se destaca la frescura; vinos jóvenes y fáciles de beber.
Este trabajo le valió el reconocimiento de “Enólogo Revelación del Año” en 2019 por la guía Descorchados de Patricio Tapia.